guía para mejorar el copywriting
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Mejorar el copywriting para despegar con tu web

¿Te cuesta horrores redactar los textos de tu negocio online y cuando los tienes listos no te convencen?

¿Intuyes que debes mejorar el copywriting de tu página web pero no sabes por dónde empezar?

Mi negocio, mi pasión y mi profesión van de la mano: adoro escribir.

Pero entiendo que no a todos los emprendedores les tiene que gustar.

¿O sí?

Aunque para progresar con tu copy NO necesitas  un curso que te enseñe a escribir textos para vender (o para evitar espantar a los clientes).

Solo necesitas pasar a la acción, aprender algunos trucos profesionales y despegar con tu negocio online.

Lee los 11 trucos infalibles que te propongo para para mejorar el copywriting.

Y regalo te doy 4 bonus que te protegerán de… la maldición textual.

Jo, jo, jo… (risa maligna mientras suena una melodía tenebrosa de fondo)

1. Dile a tus visitas dónde deben clicar

Escribe «clica aquí».

Aunque te parezca que está más visto que el tebeo, o que es un mensaje que solo usaría un copywriter vago, lo cierto es que  funciona.

«Clica aquí» es una orden que todo el mundo entiende y si además va acompañada de una breve explicación con el porqué  el CTR* aumenta.

*el porcentaje de veces que se clica el botón de llamada a la acción en proporción a las veces que se ve; también llamada  tasa de clics.

2. Números vs. letras

Al leer nuestro cerebro escanea el texto y los números son un atajo para dar con información importante o relevante.

Cuando tengas que escribir números en tu copy, hazlo con dígitos, para atraer la atención del lector; o con letras si deseas conseguir el efecto contrario.

EJEMPLO:

«Once consejos para convertirte en el p**o  amo copywriting»

vs.

«11 consejos para convertirte en el p**o  amo copywriting».

3. Escribe títulos con chicha

Como ya mencioné en mi post «Escribe una página “sobre mí” legendaria y capta clientes», no vale poner como título de la página el mismo nombre de la página.

Me explico.

Es un sinsentido titular «precios y tarifas» la página de precios y tarifas de la web.

No hace falta ser TAN obvio.

Crea un título que seduzca al lector y apoye la información que sigue a continuación.

Ah, y no se te ocurra usar textos «bla, bla, bla», también llamados de relleno. No aportan nada.

Mira como lo hace Mailchimp, la compañía de email marketing.

Títulos de página

El título de la página de precios no es «Prices», sino «Herramientas para profesionales. Precios para todo el mundo». Tiene mucho más gancho, ¿no crees?

El título es el gusanito que cuelga del anzuelo y que hará que tu pez/cliente potencial se enganche al texto.

Empieza el copy de cada página con información atractiva, interesante y útil.

4. Destaca los beneficios de tu producto o servicio

No te atasques resaltando solo características.

Escribe los beneficios del producto o servicio para convencer al cliente potencial de que tienes la solución para él.

No es complicado porque cada característica tiene un beneficio; como mínimo.

Aunque si tienes dudas distinguiendo entre características y beneficios, disípalas con mi artículo «Usa los beneficios de producto para convertir prospectos en clientes».

En la imagen inferior, un cartel en el que se han confundido características del servicio con beneficios.

Confusión entre características y beneficios

Ojo, no existe una norma rígida.

Si el público conoce el producto o el servicio (un aspirador, por ejemplo) será irrelevante destacar sus beneficios (todo el mundo los conoce) y probablemente será más interesante nombrar sus características.

En cambio, si nadie conoce el producto o servicio, lo lógico es mencionar los beneficios; porque nadie sabe cuales son.

Aplica el sentido común.

5. Pon a trabajar las listas a tu favor

No agobies al lector con párrafos interminables.

Facilita la lectura y haz que sea agradable a la vista usando listas.

Recuerda que el cerebro rechaza consumir energía y escanea los textos.  

Puedes usar:

1.Listas con números: para indicar fases, etapas, pasos… de un servicio.  

✔︎ Listas de verificación (checklist): para indicar características de un producto o servicio.

● Listas de puntos (viñetas): para señalar datos importantes que no quieres que queden escondidos dentro de un párrafo.

Con las listas consigues:

  • Destacar puntos importantes de persuasión.

  • Hacer el texto  más agradable a ojos del lector.

  • Incentivar la lectura.

  • Estructurar ideas.

  • Retener la atención.

Tip: no escribas más de 5 puntos por lista. Si hay demasiados, los del medio pasarán desapercibidos porque el cerebro se enfoca en la información del principio y la del final  (te lo explico en «7 trucos de NEUROVENTAS para convertir visitas en clientes» )

6. Haz tu copy breve

Escribe, escribe y escribe. Recorta, recorta y recorta.

  • No repitas conceptos.

  • Decántate por frases simples y aparca las  subordinadas.

  • Da prioridad a palabras escuetas. (supercalifragilisticoespialidoso queda descartada).

  • Fusiona palabras  cuando sea posible. Por ejemplo, en lugar de escribir «dando apoyo al personal»  escribe «apoyando al personal»

El copy tiene que ser breve. ¿Siempre? Bueno, depende.

Los títulos deben ser resumidos,  pero también deben captar la atención del lector.

Si para conseguirlo necesitas usar 10 palabras, en lugar de 5, pues usa 10 palabras. Si necesitas 15 , usa 15. No escatimes a la hora de comunicar.

Dicho esto, el copy no es una ciencia exacta y algunos magos de los textos persuasivos, como Joseph Sugarman, apuestan por el método del tobogán.

Una primera frase, o título, muy corta que  lleva a la segunda. Esta segunda lleva a la tercera. Y así sucesivamente hasta que el lector, sin darse cuenta, acaba leyendo el texto completo.

Si tienes la maestría de Joseph Sugarman, adelante.

7. Usa testimonios

La prueba social es una magnífica forma de apoyar lo que dices con el copywriting.

Usa los testimonios para dar soporte y veracidad a los beneficios y características de tu producto o servicio.

Ten en cuenta que no sirve cualquier tipo de testimonio.

Para que los testimonios surtan efecto deben:

  • Ser verídicos (lógico).
  • Ir acompañado de una fotografía de la persona que da el testimonio (siempre que sea posible).
  • Explicar la transformación que ha experimentado el cliente  gracias a la contratación del producto o servicio.

Testimonios del tipo «Excelente profesional. Lo recomiendo al 100%» no persuaden al cerebro del lector.

Si un testimonio es muy largo, ponle un título de 4-5 palabras que lo resuma; como se hace en las opiniones de Amazon.

Quien desea comprar el producto, en este caso un libro, no tiene que leer el testimonio completo (si no quiere) porque en un plis tiene la información relevante.

8. Imagen y copywriting: qué fue primero ¿el huevo o la gallina?

Uno de los mayores errores que cometen startups y pequeñas empresas es enfocarse solo en el diseño de la página web.

El copywriting lo dejan para el final y a veces ni se contempla dentro del presupuesto.

¿Te sientes identificado con esto que te cuento?

Las imágenes deben apoyar el copy, nunca al revés.
Lo que vende tus productos o servicios son los textos persuasivos, no las florituras del diseñador gráfico con tu logo.

Oye, que no digo que la imagen visual no sea importante. Lo es. Es pieza fundamental e imprescindible del branding.

Lo que digo es que el diseño de tu web es el vestido de los textos.

Sin los textos, ¿cómo sabe el diseñador gráfico dónde situar los botones de llamada a la acción? ¿Quién le indica en qué parte de la página van los títulos y mensajes importantes? ¿Cómo es capaz de situar a los testimonios en el lugar correcto?

Primar la imagen por encima de los textos es como hacer un desfile de moda sin modelos.

  1. Redacta los textos de tu web (o deja que un copywriter lo haga por ti).

  2. Acude a un diseñador profesional con tu copy y mensaje de marca para que lo plasme en tu web, logo, etc.

9. No te dejes llevar por el efecto yo-yo

El efecto yo-yo es uno de los más temidos en el copy. Omnipresente en la gran mayoría de páginas web.

Se trata de esa afición de hablar sobre uno mismo, el equipo o el negocio.

Nosotros (o yo) hacemos, nuestra empresa lleva más de X años dando servicio, estoy formado en… y así hasta el infinito.

Deja de hablar de ti y habla del cliente.

En el texto de abajo, extraído de la página principal de una web de diseño gráfico, puedes ver a qué me refiero con lo del síndrome yo-yo. ¿Dónde queda el cliente?

¿Están los textos de tu negocio afectados por el síndrome yo-yo?

Revísalos, marca las frases egocéntricas y reformúlalas para enamorar y conquistar al cliente.

Nota: en casos graves hay que rehacer el copy entero y empezar desde cero.

10. Conversa y usa la jerga de tus lectores

Lee los textos que has escrito en voz alta y pregúntate si es la manera en la que una persona (tú) conversaría con otra (tu cliente potencial).  

Hay una tendencia exagerada a escribir de forma poco natural los textos de las webs (no todos afortunadamente).

Intenta que los tuyos no suenen encorsetados.

Nada de…

«es esencial elaborar un lenguaje rico y nutrido para conseguir la ansiada atención de los prospectos. Porque los lectores basarán su atención en aquellos vocablos que…».

Zzz…

¡Eh, despierta!

¿Le hablas así a tu vecino? ¿A tu hermana? ¿Al frutero?

No uses lenguaje o frases poco convencionales. La gracia del copy está en escribir como si hablaras.

Si escribes como una enciclopedia aburrirás hasta al más predispuesto a comprar.

Conversa con el lector es mi primer consejo.

El segundo: usa las palabras y expresiones que usaría él, no las que usas tú en tu sector.

Por ejemplo, el otro día utilicé las siglas CTA en un grupo de FB y hubo una persona que me dijo «¿Eing?».

En mi defensa diré que se trataba de un grupo de FB de profesionales interesados en marketing y, no saber qué significa CTA, es como estar en un grupo de cocina y no saber qué es una paella.

A lo que me refiero es que en tu web debes escribir para el lector y, si en lugar de CTA tienes que usar «botoncito para que cliquen», pues lo usas; aunque a ti te parezca un sacrilegio.

Recuerda siempre para quien escribes.

11. Llamadas a la acción, CTA o «botoncito para que cliquen»

El objetivo del copywriting es conseguir que el lector tome acción y, al final de cada página debería haber una  llamada a la acción.

Dile a tu cliente potencial qué tiene que hacer después de leer.

Cuanto más específico seas, menos dudas tendrá y más rápido conseguirás que pase de cliente potencial a cliente.

Piensa bien qué mensaje quieres dar y qué acción quieres conseguir; no tiene porqué ser la misma en todas las páginas de la web.

La llamada a la acción en textos persuasivos

En la página donde el cliente está más dispuesto a comprar acompaña la llamada a la acción de un mensaje, o mensajes, que elimine la objeción a la compra.

Por ejemplo, un mensaje de garantía de devolución junto al botón de «compra ahora».

BONUS de regalo (escapa de «la maldición del copy»)

Creo que ya estás listo para mejorar el copywriting de tu negocio sin necesidad de un profesional.

Pero antes de irme y dejarte abandonado a tu suerte, te daré 4 bonus (soy así de generosa).

Aplícalos. La maldición del copy está siempre al acecho.

Jo, jo, jo… (carcajada diabólica y profunda, acompañada de música que da miedo, uuu…)

Bonus #1

Nunca, jamás, bajo ninguna circunstancia escribas pensando que nadie leerá los textos de tu página web.

Si lo haces, no te esmeras con el copy y vives la profecía autocumplida.

Tienes razón. Nadie lee. Pero porque tu web tiene textos cebolla (de los que hacen llorar; y no de alegría, precisamente).

Bonus #2

No actúes como si tu empresa fuera conocida o famosa.

Las grandes compañías no siempre necesitan poner esfuerzo en cuestiones cruciales para una startup o un pequeño negocio.

Hace tiempo tuve contacto con una persona que tenía una tienda de ropa online.

Mi obsesión era que escribiera textos persuasivos en las fichas de cada producto, pero su respuesta siempre era la misma:

«Los textos ya no se llevan. Mira, las grandes firmas como Zara en las fichas ponen solo una breve descripción y el material del que se compone la prenda».

Ya, pero tú no eres Zara, ¿capisci?

No te cuento cómo terminó el negocio. Te lo puedes imaginar.

Bonus #3

No des por supuesto que tus clientes son, hablan y sienten como tú.

Antes de redactar el copy de tu página web pregúntate quién comprará tu producto o servicios.

Que tú seas un instructor de yoga que lleva una alimentación macrobiótica y medita cada mañana en pelota picada en su jardín zen no significa que tus futuros alumnos compartan las mismas aficiones

Tal vez tu servicio lo contraten ejecutivas que desayunan caviar, no han meditado en su vida (y mucho menos desnudas) y consideran el yoga como otra moda cualquiera para aliviar el estrés.

No puedes escribir los textos que a ti te gustaría leer porque estas clientas potenciales «chakra» les suena al nombre de un spa de lujo en las islas Fiji.

Mejorar el copywriting también significa adaptarte para vender.

Como decía Bruce Lee «Be water, my friend».

Bonus #4

No copies a tu competencia.

¿Has visto alguna vez una prenda de ropa que te encantaba pero no la hubieras comprado por nada del mundo?

No era tu estilo.

Vistiéndote con ella ¿no te hubieras sentido como un impostor? ¿No hubieras experimentado una sensación extraña?

Si lo hubieras hecho, lo más probable es que los que te conocen hubieran notado que algo chirriaba.

Y los que no te conocen, también, porque tu peinado, tus complementos y tu actitud no hubieran pegado para nada con esa prenda.

No copies el copy

Con el copywriting pasa exactamente igual.

Debes escribir con tu propio tono, reflejar tu manera de ser y transmitir la verdadera esencia  de tu negocio.

No copies, JAMÁS, el sello de  un competidor; por más que te guste.

Se notará a leguas que no eres tú y generarás desconfianza; terreno abonado para el desastre.

Inspírate en tu competencia si quieres, no te digo que no. Pero recuerda que la línea que separa la inspiración de la imitación es muy fina y corres el riesgo de atravesarla.

Hazme caso.

No hay nada que seduzca más que la autenticidad.

No tengas miedo a mostrarte tal y como eres. Hagas lo que hagas siempre habrá alguien a quien no le gustes.

Así que… puest@ a elegir, sé tú mism@.

Escribir o no escribir, esa es la cuestión

Hace tiempo leí en un artículo que Thomas Mann decía que «un escritor es una persona a la que escribir le resulta más difícil que a otras».

La verdad es que escribir no tiene secretos. Pero dar con la palabra adecuada, estructurar bien las ideas y persuadir al lector… eso ya es otra historia.

¿Quieres mejorar el copywriting de tu negocio? 

Pon los 5 sentidos (6 si los tienes), escribe y, si te resulta fácil, sospecha.

Siempre estás a tiempo de contratar a un copywriter profesional 😉

Comunica, seduce y copywriting.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Olga de Llera [ Copywriter ]

Cuando me preguntan a qué me dedico respondo que: «transformo creatividad en textos que venden».

Algunos se ríen, pero solo hasta que ven los resultados.

¿Te apetece que escriba tu historia de éxito?

Olga de Llera [ Copywriter ]

Olga de Llera [ Copywriter ]

Cuando me preguntan a qué me dedico respondo que: «transformo creatividad en textos que venden».

Algunos se ríen, pero solo hasta que ven los resultados.

¿Te apetece que escriba tu historia de éxito?

Deja un comentario

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe cada semana, de forma gratuita, los mejores trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas