Textos-persuasivos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Los textos persuasivos

Para vender, los textos persuasivos de tu página web deben ser como una conversación con tu cliente durante una cita a ciegas.

Lo curioso del tema es que ni tú ni él abrís la boca. Sin embargo, la conversación, ocurre.

¿Dónde?

  • En la pantalla del ordenador, donde tú le hablas al lector a través de los textos.
  • En la mente del lector, donde él responde a las preguntas que le haces en los textos. 

Una charla en diferido, sujeta a unas normas de comunicación que, de no cumplirlas, truncas la venta.

¿Quieres saber qué normas  debes seguir para que el copywriting de tu web se convierta en una cena romántica con tu cliente, a la luz de las velas, y con unas copas de vino (el escenario perfecto para seducirle)? 

Normas de seducción para los textos persuasivos de tu web

1. Impresiona a tu cita con los títulos

Los títulos, en la cita romántica con tu cliente, son la ropa que luces para seducirle.

Deben ser atractivos, llamativos y dejarle con ganas de saber más sobre tu servicio.

¿Cómo elegir el mejor título para enamorar?

De la misma forma que seleccionarías la ropa.

  • Saca todos los títulos del armario
  • Pruébatelos todos para ver cuál queda mejor

No te precipites.

Primero escribe una lista con todos los títulos que se te ocurran  deja pasar unos días y selecciona el que creas que tiene más gancho para el lector.

Te pueden ayudar otros posts como  «El secreto de los copys para cautivar a los clientes con la web»   o «Cómo crear títulos originales para atraer clientes»

También te propongo otro sistema para elegir el mejor título para que sirva de anzuelo. 

  • Enfócate en la idea más simple 
  • Elige el título que sea más memorable (o único, si es posible)
  • Inclínate por el que sea más específico (evita títulos demasiado genéricos)
  • Decídete por el título más corto (siempre y cuando no pierda especificidad ni deje de ser único)

2. Inicia la seducción con un tema que fascine

¿Cuántas citas a lo largo de la historia han terminado nada más abrir la boca?

Meter la pata es fácil. Mecachis.

De nada sirve que dediques horas a seleccionar un título espectacular si después lo arruinas con un discurso insulso que el único instinto primario que despierta es el de huída.

En tu página web no tienes que describir tu servicio.
Tienes que enamorar a tu cliente con textos persuasivos

¿Cómo?

Escribe pensando en qué le interesa a tu cliente:

  • Dile que tienes una solución a su problema
  • Háblale de los beneficios de tu servicio para él
  • Apoya tus afirmaciones aportando pruebas; con testimonios, estadísticas, artículos en los que has aparecido
  • Rebate todas las objeciones o reticencias que pueda tener tu cita (respecto a tu servicio) antes de que las formule
  • Invítale a comprar en «tu casa» con una llamada a la acción clara (las indirectas no se entienden)

3. Usa el poder de la persuasión para acercarte a tu cliente sin que te rechace

Crea un ambiente de confianza. Recuerda que los textos de tu web son una cita a ciegas con el cliente y no debes darle motivos para el recelo. 

  • Sé concreta con las palabras y salpica tu discurso con detalles. Los textos genéricos e inespecíficos te harán parecer poco sincera y no convencerán a nadie.
  • Da nombres, cifras, comenta hechos probados, aporta datos científicos
  • Ah, y ni se te ocurra usar frases vacías de significado del tipo…

«Somos un grupo de profesionales excelentes»

Esta frase está vacía de significado por varios motivos:

Hablar de profesionales excelentes, comprometidos, dedicados, o lo que se te ocurra, no aporta «chicha» a los textos persuasivos de tu página web 

¿Alguien en su sano juicio diría lo contrario sobre su equipo de trabajo? 

Demuestra que eres una «cita» aburrida que solo sabe colgarse medallas; hablas de ti, no de los beneficios para tu cliente.

Además, cualquiera puede proclamar que es profesional aunque no sea cierto. Lo que puede dar sensación de poca sinceridad.

Olga, pero mi equipo es profesional, ¿por qué no puedo mencionarlo? No es justo.

De acuerdo. Tienes razón. Pero si quieres ser seductora con tu cita (tu lector y cliente potencial):

  • Di por qué las personas que trabajan en tu empresa son «la leche». Explica qué han logrado. 
  • Da cifras, enseña estadísticas, dale testimonios…

En definitiva, aporta pruebas sociales sino, como dicen en inglés, «zip it»; que traducido al español sería «en boca cerrada no entran moscas».

Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y confirmarlo.

En el caso de los textos persuasivos es mejor no escribir, que hacerlo y meterse un gol en propia puerta.

Con este tema controlado, estás más cerca de conseguir el «sí» de tu cliente.

Pero estar cerca de la meta, no es lo mismo que llegar a la meta.

¿Sabes cuál es la manera más efectiva para que tu cliente caiga rendido a tus pies?

Bueno, apuntarle con una pistola podría ser una manera. Pero se me ocurren otras más sugestivas  que no llevan a  la cárcel.

Si quieres seguir disfrutando de tu libertad, bordar tus textos persuasivos y conseguir que tu cliente pase a la acción: Usa el principio de la consistencia.

Es un truco psicológico que usamos lo copywriters. Consiste en lograr que el lector asienta a medida que lee el copy. 

Imagina que tu cliente ideal es una mujer adicta al chocolate que quiere dejar de darse atracones de bombones. 

Para conseguir que entre en tu juego de la seducción, usa preguntas con las que estés segura que obtendrás un «sí» por su parte. 

¿Eres adicta al chocolate e incapaz de atajar tus atracones? 

La lectora se siente identificada. Es adicta al chocolate y no puede remediarlo. No tiene otra opción que asentir, decir que sí.

¿Te sientes mal después de cada atracón?

Por supuesto. Has estudiado los puntos de dolor de tu cliente ideal y tienes constancia que al terminarse la tableta de chocolate entera se siente culpable. Ya tienes el segundo «sí» de tu cliente ideal.

¿Te gustaría poner fin a esta adicción que te hace infeliz? 

Evidentemente. ¿Qué pregunta es esa? De lo contrario no estaría leyendo tu web. Aquí va el tercer «sí».

¿Deseas que te ayude a dejar de comer chocolate de forma compulsiva para tener una vida más sana y feliz?

Ha dicho que «sí» a todas las preguntas anteriores. Su cerebro no está dispuesto a romper el patrón. Sería incoherente.

Touché. Ya tienes el último «sí», el más importante, el que llevará al cliente a pasar a la acción.

Los «sí» consecutivos hacen que el cliente:

  • Empiece a estar de acuerdo en casi todo (por lo tanto, más abierto a tus propuestas) 
  • Se sienta a gusto contigo (un cliente cómodo, es un cliente más predispuesto a comprar)
  • Perciba que le entiendes (la empatía genera confianza y la confianza ventas)

Un tercer resorte para lograr el acercamiento con tu cliente ideal es usar palabras con poder para transportarle.

«Imagina que tu cliente ideal es una mujer adicta al chocolate».

Y tú visualizas a tu clienta adicta al chocolate.

Cuando usas verbos como «imagina» o «siente» estás «obligando» al lector a usar su imaginación y vivir la realidad que describen tus textos.

Le llevas a un mundo que está solo dentro de su cabeza, pero que para su cerebro es real; lo ve, lo nota, lo vive y experimenta sensaciones y emociones.

¿Y qué sucede cuando un cliente siente y se emociona? Que su resistencia a que le vendas disminuye y está a punto de caramelo para comprar.

La técnica de la consistencia en el mundo offline se usa a menudo.

El vendedor permite que el posible cliente toque el producto o experimente el servicio.

Por ejemplo: un masaje de 5 minutos, un paseo en el auto que quieres comprar, una clase de danza gratuita. 

En el mundo digital a veces es más complicado que el cliente cate el servicio o el producto antes de comprarlo.

Por eso los textos persuasivos son un instrumento para que el cliente potencial experimente las mismas sensaciones y emociones que tendría con una «prueba real» del producto o servicio.  

¿Tu producto o servicio no puede probarse?

Usa el poder de las palabras para que el lector de tu página web se monte una película dentro de su cabeza y su deseo de contratar tu servicio se incremente.

¿Sabes cómo terminar con éxito tu cita con el cliente potencial?

No te escandalices, pero si trabajas bien el copy de tu web, la cita terminará con tu cliente fumando un cigarrillo en tu cama (figurativamente hablando, claro). 

Pero antes de que el cliente se meta entre tus sábanas (compre), necesitas rematar la cena romántica haciéndote una pregunta (y no me refiero a que te preguntes si deberías haber invitado la tuna a tocar «Clavelitos») 

La pregunta que debes hacerte es: ¿Mi cliente tiene claro qué debe hacer ahora que ha terminado la cena?
O lo que es lo mismo: ¿Tengo una llamada a la acción en cada una de las páginas de mi web?

Una llamada a la acción (CTA)*  poco clara destroza el efecto de los textos persuasivos; impide que tu cliente potencial pase a la acción y compre.

La confusión en una CTA puede deberse a: 

  • El cliente no sabe qué es lo primero que debe hacer (la página web está mal estructurada y no destaca el mensaje principal)
  • El cliente no entiende qué tiene que hacer  (la llamada a la acción es confusa)
  • El cliente no comprende por qué tiene que hacer lo que le pides  (la llamada a la acción no concuerda con el texto que la precede)

 *CTA es un texto que le dice al lector qué acción debe realizar cuando termina de leer el copy de una página (Descarga el eBOOK, Suscríbete al Blog, Contacta conmigo)

¿Cómo puedes evitar confundir a tu cliente con las CTA?

Haz una sola llamada a la acción en cada página. 

Por ejemplo, si es la página de inicio, no le pidas al lector que se descargue un PDF, realice un test, visite la página «sobre mí» y te escriba un mail.

Escribe una CTA clara, sucinta y que llame la atención.

Evita usar palabras como «Descarga», «Más» o «Sigue». Son concisas, pero ni llaman la atención ni clarifican.

Mejor describe la acción: «Descarga el PDF», «Lee más», «Ve a la siguiente sección»…

Si quieres que el cliente responda a la CTA con premura, añade palabras como «ahora», «ya», «pronto», «inmediatamente»

Si sigues estos consejos de copywriting te garantizo que la pregunta que tu cliente esperará después de leer los textos de tu web solo será una: ¿En tu casa o en la mía?

Comunica, seduce y copywriting

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Olga de Llera — Copywriter Web

Olga de Llera — Copywriter Web

Creadora del Método TMC

Transformo Sapos en Príncipes Azules. Páginas web aburridas, en marcas con personalidad que conectan con los clientes y venden gracias al copywriting.

¿Mi pócima secreta?

Contacta conmigo y te lo cuento.

Olga de Llera — Copywriter Web

Creadora del Método TMC

Transformo Sapos en Príncipes Azules. Páginas web aburridas, en marcas con personalidad que conectan con los clientes y venden gracias al copywriting.

¿Mi pócima secreta?

Contacta conmigo y te lo cuento.

Deja un comentario

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

Usa el poder de las palabras

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

¿Qué buscas?

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

¿Qué buscas?

GRATIS

eBOOK para emprendedores

El toque mágico que le falta a los textos de tu página web

[💡 incluye ejercicios prácticos]