Por qué contratar a un copywriter
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Contratar a un copywriter

¿Tienes un negocio offline y una web con la que deseas captar nuevos clientes? ¿Envías mails a tu base de datos para promocionar tus servicios? ¿Haces lanzamientos y escribes tú las páginas de ventas?

¿Te funciona? ¿No? 

Entonces necesitas contratar a un copywriter.

Y si te funciona, también. Porque seguro que estás perdiendo oportunidades de venta. 

El otro día hablaba con una clienta y me dijo dos cosas que creo que son importantes.

La primera fue: no tengo tiempo para estar escribiendo los textos.

Y la segunda fue: soy de la opinión que «zapatero a tus zapatos».

No pude estar más de acuerdo con ella. 

Apuesto que como emprendedor el tiempo se te echa encima y a veces no das abasto con todas las tareas que requiere tu negocio. 

Cómo para ponerte a escribir y, además, hacerlo bien. 

Si algo he aprendido a lo largo de mis años en el mundo digital es que la comunicación es la clave.

Por más dinero que inviertas en el diseño de una página web, por más que trabajes el SEO, por más que tengas una base de datos de un millón de clientes potenciales, si no comunicas de forma persuasiva… Caput.  

Pongo énfasis en lo de «persuasiva». A continuación te cuento por qué.

Contratar a un copywriter para comunicar de forma persuasiva

Si estás en internet y no consigues dar con nuevos clientes, que compren tus cursos o no conectas con el público que te gustaría, lo más probable es que se deba a los textos que estás utilizando para dar tu mensaje.

¿Cómo lo sé?

Lo sé porque al intentar comunicar con posibles clientes  suelen darse 2 escenarios bastante catastróficos:

  • No comunicar y pensar que estás comunicando
  • Comunicar mal y pensar que lo estás haciendo bien

¿Qué es peor?

Bueno, eso es como si me preguntas que qué es peor, si perder un brazo o una pierna; en ambos casos hay consecuencias (y ninguna positiva).

Empezaré por el primer punto.

No comunicar y pensar que estás comunicando

En internet todo el mundo escribe pero casi nadie comunica

¿Quién te hizo el copy de tu página web?

Las respuestas más habituales: 

  • Los textos son de mi cosecha (horror)

  • Me lo hizo el diseñador web (horror elevado al cubo)

  • ¿El copy? Copié los textos de una página que vi (madre mía cómo está el patio)

¿Crees que con escribir 4 clichés sobre tu servicio van a comprarte?

Por favorrr…

Ni en tus sueños más calenturientos.

A ver, vamos a poner los puntos sobre las «i». 

Imagina que tienes que venderle un cazo a una persona que no te conoce de nada. 

Y le dices lo siguiente.

Un cazo es un utensilio de cocina que puedes usar para calentar leche, sopa o cualquier otra comida que te apetezca.

Te va a ir genial para usar en la cocina. Sobre los fogones. 

Y además, lo puedes lavar. 

Esto que parece muy exagerado, y que quizás te ha sacado una sonrisa, es lo que se ve continuamente en internet. 

Mensajes que no dicen nada. Vacíos de contenido.

Repasa los textos de tu negocio y comprueba que no cojean del mismo pie. 

Y si lo hacen, plantéate si vale la pena contratar a un copywriter.

Un profesional que haga que las palabras que escribes conecten con tu cliente potencial y le persuadan para comprar (o lo que se tercie).

Pero cuidado, porque quizás te encuentres en la situación del segundo punto.

Comunicar mal y pensar que lo estás haciendo bien

Si estás en esta situación es peor que la primera (la de no comunicar). 

Por 2 razones:

  • Porque es más difícil que te des cuenta de que estás metiendo la pata hasta el cuello con los textos y que necesitas contratar a un copywriter.
  • Porque mientras no te das cuenta de la necesidad de pedir ayuda profesional estás perjudicando tu negocio y perdiendo ventas.

Voy a ponerte un ejemplo que viví personalmente. 

Una persona me envió un mensaje. Uno de esos mensajes personalizados con tu nombre, pero que se envían de forma masiva sin tener en cuenta si quien lo recibe es un cliente potencial.

En mi caso concreto, casi acertó.

Y digo casi, porque iba dirigido a personas con hijos. Y yo tengo un hijo.

Aunque quizás no el “tipo de hijo adecuado”. Ahora te cuento el porqué. 

Se trataba de un texto en el que habían aplicado técnicas de copywriting, pero la comunicación era pésima. 

Pésima con todas las letras. 

Como dicen en inglés: WTF.

Resulta que mi hijo “tenía problemas”, necesitaba “normalizar su situación” y encima a mí me tenían que ayudar para “atenderle mejor”.

Joder, en un momento me quedé hecha polvo. Era una madre inútil y con un hijo con problemas.

Y yo sin saberlo.

Lo peor del caso es que creo que lo que ofrecía tenía valor, era interesante, pero… 

Al copy le faltaba el toque profesional para comunicar de forma persuasiva y claro, espantaba a los lectores como a moscas. 

Espero que la estrategia fuera productiva; lo hubiera sido más si se hubiera molestado en contratar a un copywriter.

Qué debes tener en cuenta antes de contratar a un copywriter

Es importante que entiendas que un profesional del copywriting, por más que tenga una varita mágica para transformar la comunicación, no puede vencer una mala estrategia de negocio. 

Si no tienes definido a tu cliente ideal , ni tu propuesta de valor clara, ni tan siquiera has pensado en cómo captar leads y convertirlos en ventas , poco podrá hacer.

Contratar a un copywriter para mejorar tu estrategia de ventas, sí. Contratar a un copywriter para que te solucione el problema con tus ventas, no.

A mí aún me sorprende recibir emails del tipo «me gustaría que me apoyaras para lograr que mi carta de ventas convierta un 30% o más»

A ver, ¿cómo sabes que tu carta de ventas no funciona por el copy?

¿Has comprobado si los anuncios de Google Ads en los que estás invirtiendo captan a personas interesadas en tu sevicio (tráfico de calidad)?

¿O si el servicio de la landing es el que los clientes esperaban encontrar después de clicar en tu anuncio?

¿O si la estructura de la página a la que los diriges es la correcta? 

Los textos persuasivos juegan un papel importante a la hora de vender. No lo niego. Es más, lo afirmo.

Pero son solo una pieza más de las varias que se necesitan para hacer funcionar el engranaje de las ventas.

A la hora de contratar a un copywriter, asegúrate de que tu barco no está haciendo aguas por un lado distinto al de la comunicación.

Si no entiendes qué es el copywriting… no contrates a un copywriter

Entender qué es el copywriting. Otro detalle a tener en cuenta antes de contratar a un copywriter. 

No es baladí. 

A nadie se le ocurre ir a un ginecólogo y pedirle que le revise la oreja (por más peluda que esté, no será nunca la parte del cuerpo en la que es especialista).

Ji, ji. Ja, ja.  Muy divertida la comparación, ¿no? 

Pues es lo que ocurre cuando alguien no sabe qué es el copywriting pero quiere contratar a un profesional que le escriba textos persuasivos. 

No hace mucho me pidieron que valorara mi trabajo de copy «a peso». 

Hazme un presupuesto de esto, de lo otro… Ah, y dime qué cantidad de palabras vas a escribir, porque si pago, tengo que saber qué estoy pagando. 

¿Perdón? Que pare el Mundo que me apeo.

El copywriting no es una cuestión de cantidad, sino de calidad. Se trata de persuadir con palabras. Ni muchas, ni pocas. Las justas y necesarias

Por eso no tiene ningún sentido que pidas a un copywriter cuántas palabras utilizará en tus textos.

Si son persuasivos y cumplen su función. A ti qué más te da. 

La longitud del copy se valora al establecer el objetivo de una página, el tipo de lead que llegará a ella y otros detalles imposibles de adelantar en un presupuesto.

Imagínate si hiciéramos lo mismo en un restaurante:

El cliente: Camarero, pese el plato. Yo pago y necesito saber qué cantidad de comida hay.

Camarero: Disculpe. Es en el mercado donde se paga por la cantidad de comida. En el restaurante usted paga por el trabajo del chef.

Exactamente igual que con el copywriting.

Tú no pagas por la cantidad de palabras que se utilizan para crear los textos de tu negocio, sino por el trabajo y el resultado que el copywriter consigue usando las palabras; sin importar el número.

Al contratar un copywriter lo único que debería importarte es:

  • Si es buen profesional
  • Si sabe lo que se trae entre manos
  • Si estáis en la misma onda. 

¿Eres uno de esos despistados que confunde la redacción persuasiva con la redacción de contenidos (donde el precio sí va en función de la cantidad de palabras)? 

Despierta.  

De lo contrario terminarás contratando un tacto vaginal para tu tímpano.

¿Indecisa con la idea de contratar a un copywriter?

Lógico y normal. 

A mí me pasa lo mismo con servicios en los que debo invertir cierta cantidad de dinero.

¿Será esta la solución que necesito? A ver si pido que me arreglen esto y después resulta que falla aquello. 

Las dudas crecen, sobre todo si desconoces el sector. 

Lo bueno es que el copywriting no es como un melón, que hasta que no lo abres no sabes si va a salir bueno.

Basta con un par de ojos expertos y unas cuantas preguntas para saber dónde fallan tus textos o si falla algo más que los textos. 

Lo sorprendente es que sean pocos los que se animen a hacer un copy-diagnóstico web antes de contratar a un copywriter.

Para disipar dudas.

O simplemente para descubrir cómo mejorar la estrategia de comunicación de su negocio.

A mí siempre me habían dicho que es mejor prevenir que curar. 

Pero visto lo visto, muchos prefieren gastar en «tiritas» (cuantas más mejor) para pegarlas donde les sale del tímpano.

En lugar de invertir en un copy-diagnóstico para averiguar cómo está la salud del copy de su negocio y ponerle remedio (uno que funcione)

En fin…

De todo hay en la Viña del Señor o en la consulta del ginecólogo 😉

Comunica, seduce y copywriting.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Olga de Llera — Copywriter Web

Olga de Llera — Copywriter Web

Creadora del Método TMC

Transformo Sapos en Príncipes Azules. Páginas web aburridas, en marcas con personalidad que conectan con los clientes y venden gracias al copywriting.

¿Mi pócima secreta?

Contacta conmigo y te lo cuento.

Olga de Llera — Copywriter Web

Creadora del Método TMC

Transformo Sapos en Príncipes Azules. Páginas web aburridas, en marcas con personalidad que conectan con los clientes y venden gracias al copywriting.

¿Mi pócima secreta?

Contacta conmigo y te lo cuento.

Deja un comentario

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

Usa el poder de las palabras

Recibe GRATIS, cada semana, trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

¿Qué buscas?

Copywriting para páginas web

Todos necesitamos magia de vez en cuando ¿no?

Encuentra en mi web palabras exactas , textos con sentimiento y comunicación con valores para tu negocio.

Lo peor que puede pasarte es que vendas ;)

¿Qué buscas?

GRATIS

eBOOK para emprendedores

El toque mágico que le falta a los textos de tu página web

[💡 incluye ejercicios prácticos]