Marca personal y copywriting
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Marca personal en los negocios

¿Quién eres? ¿Quién es tu negocio? ¿Te has detenido a pensarlo?

Haz un esfuerzo mental e intenta ver a tu empresa como si fuera una vaca.

Sigue con el ejercicio de imaginación y visualiza a los negocios que compiten contigo, también como vacas.

Ahora, sitúa a todas las vacas (la tuya también) en un pasto. ¿Las ves? ¿Las oyes? ¿Las sientes?

¿Cuál es la tuya?

Si tu negocio no destaca, si es “una vaca” más de entre todas “las vacas”, por más que la promociones con acciones de marketing, tu cliente potencial lo único que verá será una vaca más anunciándose.

Marca personal

¿Qué necesitas para destacar? ¿Para ser único?

Lo primero: crear tu marca o marca personal.

Branding, marketing y copywriting

El branding, el marketing y el copywriting forman parte de un todo; por eso a veces se confunden.

Entender en qué consiste cada uno te evitará caer en el error de pensar que 4 tácticas de marketing mal aplicadas aumentarán tus ventas.

Nada más lejos de la realidad.

  • El branding da identidad y muestra los valores de tu vaca; consigue que sea especial y que, en consecuencia, su leche también lo sea.

  • El marketing se encarga de poner esa “leche especial” (producto/servicio) en las narices del consumidor.

  • Y el copywriting seduce la mente del cliente potencial para que compre la “leche especial” cuando se la ponen delante de sus narices.

Pero… ¿qué sucede cuando tu estrategia es buena y careces de mensaje de marca? ¿O cuando tienes claro el mensaje de marca pero no lo comunicas con textos persuasivos?

Deja de invertir tiempo, esfuerzo y dinero en promocionar un producto o servicio que no se percibe como especial ni enamora a tus clientes potenciales.

Con la analogía de las vacas lo entenderás fácilmente.

  • La leche de una vaca del montón, por más que la esta se pasee por delante del cliente (con marketing), cuesta de vender. Si tu vaca es igual que todas las demás, al cliente le da igual comprar tu producto o servicio o el de otro.

  • Oye, pero si consigues que tu vaca se acerque a los clientes potenciales (con marketing) y se contonee seductora (con textos persuasivos) delante de ellos, es más probable que estos se decanten por su leche; puestos a elegir, mejor beber la leche de una vaca que convence, ¿no?

  • Ahora bien, si logras que tu vaca seductora (con textos persuasivos) llegue hasta los clientes potenciales (con marketing) y muestre su personalidad arrolladora (con el mensaje de marca), ay amigo, entonces su leche se convertirá en “LA LECHE” y las ventas se dispararán.
Marketing, branding y copywriting

En la primera foto, una vaca que pasa por la vida sin pena ni gloria. En la segunda foto, una vaca con branding y copywriting, lista para marketear.

En este artículo no te hablaré de estrategias, ni de  tácticas de marketing. Tampoco de branding como concepto (logotipo, tipografía, colores…)

Pero sí que me enfocaré en el mensaje de marca, el cual debes tener como base para crear el copywriting o textos persuasivos.

Ponle marca a tu vaca:

Antes de seguir, me gustaría aclarar la diferencia entre marca y marca personal; genera  confusión.

  • En el caso de la marca, la vaca es tu negocio.

  • En el caso de la marca personal, la vaca eres tú.

De todas formas, no importa quien represente a la vaca, porque el mensaje siempre va  encaminado a que los clientes compren “leche”.

¿Por qué es importante crear marca?

Por varias razones.

  • La marca convierte a tu vaca en un animal especial que destaca (de la competencia).
Vaca con marca
  • La marca consigue que tu vaca sea reconocida por el cliente potencial cada vez que la ve y esa familiaridad genera confianza; y ya sabes que de la confianza a la venta hay un solo paso.

  • La marca, cuando es potente, atrae negocio y hace que tu vaca sea percibida como algo valioso y atrae a personas dispuestas a colaborar y a crear sinergias contigo.

  • Una marca consistente posiciona a tu vaca en la mente del consumidor y cada vez que este desea leche, piensa en ella (y solo en ella).

¿No me crees?

Piensa en un refresco de cola.

Ahora piensa en una máquina de café espresso.

¿Te han venido a la cabeza Coca-cola y Nesspresso?

¿Sí?

De acuerdo, ya sé que estas marcas han invertido cantidades ingentes de dinero en publicidad, y que George Clooney está muy bueno y es imposible no pensar en él.

Pero ¿cuántas empresas despilfarran fortunas en publicidad y no logran calar en la mente de los consumidores?

Sin mensaje de marca y copywriting, por más publicidad que hagas, tu vaca no dejará huella. O si lo hace, será sobre la arena; desaparecerá con el tiempo o cuando otra vaca pise en el mismo punto.

Copywriting y marca personal

Donald Miller, en su libro «Cómo construir un storybrand» explica que las páginas web bonitas no venden, lo que vende son las palabras y si tu mensaje no está claro, tus clientes potenciales no te escucharán aunque te dejes un riñón, o dos, en publicidad.

Se puede decir más alto pero no más claro.

Los textos persuasivos son imprescindible si deseas comunicar, seducir y vender. Pero sin una consistencia, sin un mensaje de marca claro que los apoye… pierden fuelle.

El problema es que algunas personas interesadas en aplicar copywriting a sus páginas web, emprendedores conscientes de la importancia de la comunicación en su negocio, no saben a quién le están vendiendo.

Ala, Olga. Pero si todo el mundo sabe qué vende y a quién le vende…

¿Estás seguro? ¿Con cuántas personas que tienen página web y desean vender has hablado  más?

Yo con unas cuantas, y  te aseguro que la gran mayoría anda bastante despistada.

Lógico, por otro lado. Porque una cosa es vender y otra distinta comunicar.

Te presento un «diálogo tipo» que se repite con frecuencia cuando las ideas del cliente que desea aplicar copy no están definidas (aunque él crea que sí).

Copywriter: Venga, vamos al lío. Te hago unas preguntas para plasmar la esencia de tu negocio en los textos persuasivos. No es un ejercicio fácil, te aviso; hay que tener las ideas claras.

Cliente: Tranqui, lo tengo todo controlado. Dispara.

Copywriter: Vaaale… ¿Qué vendes y a quién le vendes?

Cliente: Bah, eso está chupado: vendo leche a personas.

Copywriter: Perfecto. ¿Qué tipo de leche?

Cliente: ¿Qué quieres decir con «qué tipo de leche»? Pues leche. Blanca y en botella.

Copywriter: Sí. Me lo imagino. Tienes la vaca y vendes leche. Exactamente igual que todos los que tienen vacas. Vamos a enfocarlo de otra manera. ¿A qué tipo de cliente le vendes la leche?

Cliente: Qué pregunta. A los que quieren leche. Hombres, mujeres, niños, ancianos… si me apuras, hasta a las mascotas.

Copywriter:  Ya sé que la leche la puede tomar todo el mundo, pero tienes que concretar. ¿A quién te diriges? ¿A hombres que se encargan de dar el desayuno a sus hijos? ¿A madres intolerantes a la lactosa? ¿O a ancianas que se bañan con leche de vaca (a falta de leche de burra)?

Cliente: Mmm… la verdad es que nunca me habían preguntado eso. ¿No se puede vender leche a todo el mundo? Mientras tengan boca para beber; o bañera…

Copywriter: A ver (cliente despistado), tu leche la puede paladear cualquiera; hasta inyectársela en vena si lo desea. Pero necesito saber en quién piensa tu vaca cuando la ordeñan.

Cliente: Eh… Mmm… Pues…  ¡¿Pero yo no te había contratado para hacer el copy?!

Copywriter: Querido cliente despistado (y estresado), entiendo perfectamente tu frustración. Mira, si quieres, puedo hacer unos textos que animen a las familias a beber leche. Incluso puedo exhortarles a que donen la que les sobre a geriátricos para tratamientos de belleza (ironía modo on), pero dudo que la estrategia funcione.

El cliente despistado (estresado y ahora también hundido) solloza. El copywriter, comprensivo y acostumbrado a este tipo de situaciones, le alarga un pañuelo.

Cliente: Ya no sé si lo que vendo es leche, la vaca o mascotas… (se suena la nariz).

Copywriter: A ver, no desesperes, que no es el fin del mundo. Tienes una vaca, ¿no? Eso está claro.

Cliente: Sí.

Copywriter: ¿Sabes qué quieres conseguir con esa vaca?

Cliente: ¿…? (arranca a llorar otra vez)

Copywriter: Bienvenido al maravilloso mundo de la comunicación y el copywriting. Empecemos de nuevo.

Este diálogo, ficticio y muy exagerado, en el fondo esconde una realidad: pocos tienen claro su mensaje de marca y, sin él, es difícil avanzar con el copywriting.

No te conformes con una simple vaca.

Transfórmala.

Define tu mensaje de marca y usa el copywriting para persuadir a tus clientes de que tienes la mejor “leche” (o lo que sea) para ellos.

Negocio sin marca
Negocio sin marca

Arriba, dos negocios que no se han molestado en trabajar su marca personal; ni usar copywriting. Abajo, dos negocios que comunican con mensaje de marca y copywriting ¿Ves la diferencia?

Negocio con marca personal
Negocio con marca personal

Diferénciate, escribe y comunica:

Si después de todas las “vacas” todavía no tienes claro para qué sirve el mensaje de marca o el copywriting,  te haré un breve resumen:

  • De nada sirve mugir si no sabes a quién le muges.
  • De nada sirve mugir si tu mugido suena igual que todos los demás.
  • De nada sirve mugir si confundes a los clientes.
  • De nada sirve mugir si no hay nadie que te escuche.

Conclusión: muge con marca, comunica con copywriting y conviértete en una vaca de las que dejan huella.

Comunica, seduce y copywriting.

PD: Descubre más formas de pastar como una vaca profesional en mi blog  y muge en los comentarios (más abajo).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Olga de Llera [ Copywriter ]

Cuando me preguntan a qué me dedico respondo que: «transformo creatividad en textos que venden».

Algunos se ríen, pero solo hasta que ven los resultados.

¿Te apetece que escriba tu historia de éxito?

Olga de Llera [ Copywriter ]

Olga de Llera [ Copywriter ]

Cuando me preguntan a qué me dedico respondo que: «transformo creatividad en textos que venden».

Algunos se ríen, pero solo hasta que ven los resultados.

¿Te apetece que escriba tu historia de éxito?

Deja un comentario

¿Deseas usar el poder de las palabras?

Recibe cada semana, de forma gratuita, los mejores trucos para tu negocio digital.

copywriting . marketing digital . neuroventas